Nuestro recorrido

La exploración minera de la zona se remonta a la década de los 60 con técnicas artesanales de elaboración de bloques y ladrillos. Con el pasar de los años se inició la reconversión industrial y se pasó a las máquinas nacionales para la fabricación de ladrillo que ya venían movidas con un motor a gasolina, y se empezó el reemplazo de los hornos de fuego dormido por los de colmena. Posteriormente, se implementaron los hornos hoffman y túnel. 

Hacia el año de 1991 la Secretaria de Salud de Bogotá inicia el control ambiental en las empresas. Por lo anterior, nace la necesidad de unirse para poder concertar con el Estado. Se convoca a los microempresarios del sector y se concluye con la creación de ANAFALCO, que inicia con personería jurídica otorgada por el Ministerio de Trabajo. Con el apoyo del exconcejal de Bogotá Antonio Zarate (Q.E.P.D.) como fundador y presidente de la agremiación, se inicia el trabajo solicitando ayuda a la Universidad Distrital y a la Universidad de los Andes para comenzar a implementar no sólo la reconversión tecnológica en cuanto a la quema, sino también para mejorar los procesos de producción. 


Horno túnel

En el año 1996 fallece el señor Antonio Zarate, y se reúne la junta directiva y nombra como presidente al señor Marco Antonio Suárez. En el año 1997 se inicia un proceso de integración de todas las ladrilleras existentes en el sector de San Joaquín a Mochuelo. Se comienza concertando con las autoridades ambientales, mineras y demás entes involucrados en el sector; se gestiona ante la Alcaldía Mayor la personería jurídica la cual es otorgada por resolución. Con la nueva personería se gestiona el Título Minero con la colaboración de Minercol, y es así como le otorgan a ANAFALCO las licencias de exploración BA3-151 y BA3-152. Se contrata un equipo de ingenieros para iniciar el seguimiento de las licencias y para que emprendan a la consecución de las licencias ambientales.

En enero de 2005 INGEOMINAS otorga la licencia de explotación minera BA3-151 a 10 años y el contrato de concesión minera BA3-152 a 30 años. Además, en junio de 2006 la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR nos otorga un plan de manejo ambiental a través de las resoluciones 1894 y 1895.

 Las 32 empresas asociadas a ANAFALCO generan actualmente 778 empleos directos, la asociación gestiona la capacitación continua de los empleados de las ladrilleras asociadas. Posee cinco áreas de trabajo para un proceso integral del sector: ambiental, minería, seguridad, trabajo social, y comunicaciones; todas estas lideradas por la junta directiva y la dirección ejecutiva. 

En sus 27 años ANAFALCO, se proyecta como la organización líder en minería ambientalmente sostenible en Colombia, esta proyección ha sido respaldada por entidades como la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, la Corporación Ambiental Empresarial CAEM, la Agencia Nacional de Minería ANM y otras entidades que han resaltado el aporte de la Asociación para seguir Moldeando Progreso Sostenible.


Inicio     Arriba     Regresar     Imprimir    Mapa del sitio